HISTORIA

 


Un botón para un ojal y el sastre con cada hilo. A su vez todos los hilos para el botón aunque solo uno es el elegido. Y así sucesivamente en un tiempo infinito.
 

Esa es nuestra labor y este el modo de vida escogido: crear, elegir, combinar y volver a empezar. Porque cada prenda, cada chaqueta que sale de nuestro atelier se convierte en algo único. Patrones, telas y fornituras se fusionan una sola vez, con permutaciones distintas en cada producto.
 

Seis meses después la vida comienza de nuevo. El cambio de estación nos arrastra a aplicar conceptos aprehendidos la temporada anterior para así volver a crear algo especial que no se repetirá.
 

En el devenir de este proceso artesanal, nos mezclamos con antiguas prendas que nuestros clientes mas fieles todavía conservan. Observamos como ambos evolucionan juntos enfrentándose a todo tipo de momentos, y adquiriendo la patina que solo el tiempo y la experiencia pueden proporcionar.
 

Algunos preguntan por los éxitos, pero nosotros solo sabemos que si paramos perecemos, así que sin parar vivimos, evolucionando con lo más nuevo, aplicando la tradición de lo experimentado y buscando respuestas siempre con el mismo objetivo: encontrar lo soñado por cada uno de nuestros clientes.